Moneda:

Haz dinero con reventa de hosting

Haz dinero de reventa de hosting

Empecemos por el principio, ¿en qué consiste la reventa de hosting? En términos generales, contratas un servicio de hosting con la característica de reventa que te permita vender espacios de tu disco para diferentes dominios y clientes.

Entre los beneficios de la reventa de hosting se encuentran:

  • La creación de tus propios paquetes y servicios
  • Generación de ingresos
  • El nombre de la empresa es la tuya y no la de tu proveedor*
  • No tienes que tener conocimientos técnicos profundos

Para lograr trabajar en la reventa de hosting, debes asegurarte de:

  • La calidad de la empresa con la que contratarás el servicio: ¿está constituida legalmente? ¿Sus reseñas son buenas? Con el internet podrás darte cuenta de todo; ver videos, foros, reseñas en redes sociales, etc. Lo que más debes buscar es su soporte, ¿cómo responden cuando hay fallas? ¿Se demoran demasiado en decir algo o nunca lo hacen? ¿Sí cumplen lo que ofrecen? Si buscas y no encuentras nada, la situación se complica, pues, estarías a ciegas con respecto a lo que contratarás.
  • Soporte eficiente y rápido 24/7: Aquí tocamos el punto anterior, ¿cómo se comportan cuando el revendedor o algún cliente requiere ayuda? Este punto del proceso es muy importante, pues muchas de las decisiones del cliente se toman con la cabeza caliente y tiene mucho sentido.

Imagina que un cliente te contrató como revendedor para su comercio electrónico, y el viernes que es el día que más vende, el servidor no está funcionando y tira errores cada vez que se intenta ingresar al comercio. ¿Cómo crees que reaccionará? Lo más lógico es que te busque a ti y requiera soporte inmediato (pues, la reventa de hosting es tuya). ¿Qué pasa si este no se le brinda? Él va a perder ventas, por lo tanto, dinero, y como tú eres el intermediario de alguna forma, el culpable vas a ser tú, a pesar de que no tengas muchos conocimientos en el tema. Por eso el soporte es tan importante.

  • Métodos de pago aceptados: Que se reciban las tarjetas más comunes y conocidas por todos. Pero no solo eso, sino que también se cuente con una pasarela de pago amigable; la experiencia del usuario en todo esto sí importa. Que entre el usuario/cliente más rápido pueda lograr su objetivo, mejor.
  • Certificados de seguridad: Si vas a tener dominios alojados, que ese es uno de los objetivos del hosting, por no decir que el más importante, debes fijarte que la empresa cuente con certificados de seguridad asequibles. De ninguna forma deberías contemplar la posibilidad de trabajar en reventa de hosting sin tener los certificados SSL/TLS en cuenta (en los checks de imprescindibles, este no puede faltar)
  • La forma en la que realizan los cobros: ¿tienen un sistema automatizado o hay una persona encargándose de esto? Escoge lo primero preferiblemente, pues facilita los procesos y minimiza los errores.

¿Si no soy un experto en servidores, no puedo trabajar en la reventa de hosting?

¡Claro que sí puedes! Lo importante aquí es que por lo menos tengas conocimientos básicos en el tema para que sepas lo que estás ofreciendo y de esta forma también brindes valor agregado. Aquí lo peor que puede pasar es que sepas muy poco y eso puedes resolverlo leyendo sobre el tema, viendo tutoriales, preguntándole a tu proveedor, entre otras cosas. En el proceso también se aprende y los beneficios son muchos, pues estamos en una época en la que este servicio es cada vez más aclamado.

Lo primero que debes tener para trabajar en la reventa de hosting es la intención, pero también es necesario conocer los requerimientos técnicos básicos tales como capacidad de memoria RAM y almacenamiento, cuántas cuentas de dominio son permitidas por tu proveedor, entre otros.

Factores a tener en cuenta para la reventa de hosting

  • Fijar tu propio precio. Es decir, si puedes crear tus propios planes para saber cuánto dinero generarás con cada venta o si tienes que adecuarte a los términos de la empresa con la que estás adquiriendo el servicio.

Es lógico que si compras un servicio que te costó 10 dólares, lo revendas a un costo más alto porque si no el negocio ni siquiera tendría ese nombre, pero si lo compraste a ese precio y quieres venderlo por tres veces la misma cantidad y tu competencia, que además es mucha, lo hace por 15 dólares ofreciendo lo mismo que tú… estás frito. Y es posible que consigas clientes dispuestos a comprártelo, pero ¿será que estos se mantendrán contigo o irán a contratar a alguien más?

  • Conocer tu público objetivo. Como cualquier otro negocio, debes saber quién es, sus necesidades, para qué requiere el hosting, tu competencia, etc. Así que, el cómo vender aquí es primordial. Hay muchos ofreciendo lo mismo que tú, ¿qué harás que te diferencie? ¿Cómo llegarás a ellos para que te elijan a ti y no a otros?
  • Brindar valor agregado. Usa tus conocimientos extras. Por ejemplo, si eres diseñador o desarrollador, puedes ofrecer algo que tenga que ver con tu área y que los otros proveedores de hosting no hagan, como posicionamiento en buscadores, logo empresarial, experiencia de usuario, etc.

  • Panel de control amigable para tus clientes. Son ellos al final quienes estarán manejando su hosting cuando lo necesiten, así que, si no saben nada del tema, lo más óptimo es que su interfaz sea sencilla y de fácil comprensión.
  • Objetivo real. Una cosa es que quieras tener dominios propios para hacer pruebas, aprender de desarrollo web, vendérselo o regalárselo a algunos amigos o familiares, que venderlo a clientes reales con necesidades concretas. Los objetivos aquí son muy diferentes y, por lo tanto, tus necesidades también y lo que vayas a comprar, igual.

  • ¿Quién eres y cómo te muestras? Si estás ofreciendo hosting y dominio, lo más lógico es que seas un buen ejemplo atractivo de lo que ellos podrían llegar a tener, así que ya estás en esto, ¡haz que tu marca sea genial! Que cuando las personas entren a tu sitio web vean eso que ellos quieren lograr y que seas el ejemplo viviente de sus objetivos.

Este es como cualquier otro negocio. Si quieres revender comidas rápidas y conoces a tres proveedores; dos de ellos tienen publicidades con errores ortográficos, fotos borrosas, y desaseo, ¿te aliarías con ellos? Bueno, eso mismo pasa aquí. Si quieres brindar hostings, pero tu portal web está mal presentado, se hizo a las carreras, hay errores de redacción, poca armonía, eso será lo que los demás verán en ti.

  • ¿Tu proveedor es marca blanca o White label? Es decir, tiene ¿cuentas de revendedores que tienen su nombre de empresa en todos los servicios que ofrecen. Así que, a pesar de que en el fondo estén contratando a un tercero (quienes le vendieron el hosting), los clientes ven es el nombre de la empresa revendedora.

En palabras más fáciles, haz de cuenta que tu proveedor de hosting se llama Pepito Pérez y Compañía, pero tu empresa se llama Lorena Loto; si tu cuenta es de marca blanca, todos los servicios que ofreces aparecen a nombre de Lorena, a pesar de que quien maneja realmente los servidores es Pepito.

  • ¿Cómo te darás a conocer? Hacer publicidad en redes sociales al iniciar para que te conozcan tampoco está mal, teniendo en cuenta que, si logras un buen número de clientes los primeros meses, estos quizás podrían referirte y con voz a voz llegarías a más personas.
  • Si te preguntas, si esto es tan fácil, ¿por qué los clientes no lo hacen y se ahorran mucho dinero? Las razones pueden ser muchas, pero la principal es el tiempo. Ellos podrían ahorrarse dinero y demás, pero el tener que aprender todo el proceso, lidiar con los problemas operativos y técnicos que no hacen parte de su diario vivir y no les generan ingresos, puede convertirse en pérdida, aunque no lo parezca

En TecnoHost podrás trabajar en la reventa de hosting; Ingresa ya dando clic AQUÍ y contáctanos para contratar el servicio que más se adapte a tus necesidades. Tenemos Más de 16 años de experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *